¿Cómo protegerse del Corona Virus?

El COVID-19 ya llegó a nuestro país y lo hizo para quedarse. Se sumará a la gran familia de virus a la que ya estamos acostumbrados, por lo que las medidas preventivas que se adopten en este caso deberán ser permanentes en el tiempo, ya que el riesgo de contagio estará presente hasta que nuestra población genere una inmunidad adecuada o la ciencia desarrolle una vacuna capaz de enfrentarlo.

Mientras tanto, son muchas las cosas que podemos hacer para adquirir hábitos de vida saludable que nos mantendran salvos y fuertes. Fortalecer nuestro sistema inmune debe ser la primera prioridad, para lo cual cuidar la calidad de nuestro sueño –es decir, tener un buen dormir, con un sueño profundo y reparador– es algo fundamental. Dormir poco, mal o trasnochar sólo debilitará nuestro sistema y ya no tendremos energía suficiente para defendernos. Junto con ello, tener una alimentación adecuada es la base para tener un cuerpo sano. Y hoy, más que nunca, te invitamos a preferir alimentos cocidos antes que crudos. Ya se sabe que el virus no sobrevive a temperaturas superiores a los 26 grados, por lo que la ingesta de frutas y verduras cocidas ayudará a minimizar los riesgos. De la misma forma, beber agua fría y directo de la llave ya no es una opción. Beber agua caliente e infusiones durante el día neutralizará el virus, el cual ataca principalmente la garganta, vías respiratorias y pulmones. Si a eso agregas un poco de jengibre fresco, cúrcuma o incluso una pizca de pimienta negra, harás que el poder del agua caliente sea aún más “desinfectante”. También puedes hacer gárgaras con jengibre y limón para limpiar esa zona.

Otras recomendaciones que puedes seguir son:

  • Lavarse las manos con agua y jabón frecuentemente. También se recomienda el uso de Alcohol Gel al volver de lugares públicos.

  • Verifica que el ambiente esté lo más limpio posible, en tu casa o local de trabajo, pues el virus se mantiene en las superficies hasta 4 horas.

  • Aplica dos gotas de Anu Tailam o aceite de sésamo con un gotario en las fosas nasales cada mañana. Eso hará que tus vías respiratorias se mantengan lubricadas y “atrapen” cualquier tipo patógeno.

  • Haz gárgaras con aceite de sésamo (o el que tengas disponible) para mantener humectada la garganta –pues el virus provoca una tos seca y áspera– y así evitar que pase a la traquea y pulmones.

  • Usa pañuelos que cubran tu cabeza, boca y oídos, pues así se bloquan las posibles vías de acceso del virus, el cual es relativamente grande y puede quedar atrapado en los tejidos. Sin embargo, logra sobrevivir ahí hasta 12 horas, por lo que es recomendable lavar esas prendas de forma regular con agua caliente (sobre los 30 grados).

  • Come cuando tengas hambre y cuando la comida previa haya sido digerida. Eso ayudará a que el proceso de nutrición sea efectivo y desarrolles una inmunidad adecuada.

  • Evita comer alimentos ultra procesados o muy difíciles de digerir. Que tu cuerpo gaste más energía en defenderse que en digerir alimentos es clave. Prefiere, por eso, alimentos sencillos, como arroz, verduras y legumbres.

  • Saluda con un Namasté o Namaskaram a las personas y evita el saludo de beso en la mejilla. Inclinando levemente el cuerpo hacia adelante, juntando las manos en el centro del pecho, ya estas saludando con respeto y devoción como lo hacen todos en India y oriente en general.

  • Haz actividades que fortalezcan la mente y la estimulen, como por ejemplo meditación. Eso hará que todo el sistema se mantenga activo. Por lo mismo, evita situaciones que te provoquen dolor, miedo o angustia.

  • Evita desplazarte innecesariamente. Si sales, evita locales con aglomeraciones. Cada vez que llegues de la calle, cambia toda tu ropa inmeditamente y ponla a lavar con agua caliente.

  • Si tienes un difusor de aromaterapia en casa y cuentas con aceites esenciales antivíricos – Tea Tree, Ravensara o eucaliptus azul–, déjalo prendido día y noche con 3 gotas de cada uno. Esto ayudara a mantener el ambiente aireado, fresco y protegido.

Porque siempre es mejor prevenir que lamentar, esperamos que esta guía sea de gran ayuda para ti y tu familia.

Om Tat Sat.