Rtucarya: rutinas estacionales en Ayurveda

Índice

1. ¿Qué es Rtucarya – Rutina Estacional?

En Ayurveda así como existe el Dinacarya, que se refiere al régimen o rutina diaria recomendada para la mantención de la salud, también existe una rutina estacional que en sánscrito se denomina Rtucarya (rtu=estacional + carya=rutina o régimen).

Todo en la naturaleza está en constante movimiento, y tal como ocurre con las diferencias entre el día y la noche, cada temporada varía en sus cualidades (frío, calor, humedad, sequedad etc.) influenciando con estos cambios nuestra naturaleza, por ello podemos observar que en cada estación aumenta o se agrava alguno de nuestras cualidades o doshas (Vata, Pitta, Kapha). El Rtucarya establece una serie de sugerencias para implementar en cada estación con el objetivo de que estas variaciones en nuestro medio ambiente no nos desequilibren llevándonos a la enfermedad. Entonces, para auto-cuidarnos es fundamental observarnos y conocer cómo se manifiestan en nuestro cuerpo estos ciclos.

2. ¿Cómo afecta el cambio estacional en nuestro equilibrio?

Cuando estudiamos los textos clásicos nos encontramos que se describen seis estaciones, 3 de ellas en las que predomina el calor y 3 de ellas en las que predomina el frío, esto se relaciona con que tan cerca o lejos está la tierra del sol. Ahora bien, tenemos que considerar que estas seis estaciones no son iguales en todas las regiones del planeta y en muchas partes como en nuestro país existen solo 4 estaciones claramente diferenciadas. Es relevante tener esto en cuenta sobre todo cuando buscamos información de este tema, ya sea en libros de otros países o en internet, pues podemos confundirnos y adoptar sugerencias que están planteadas para otro contexto. Lo principal es, como mencionamos antes, observar con atención cómo son los cambios de la naturaleza en nuestro entorno y cómo cambia el funcionamiento de nuestro cuerpo con ellos.

En términos generales con cada cambio de estación experimentaremos variaciones en nuestro cuerpo, poder digestivo y en nuestra energía.

Según las cualidades predominantes de cada estación se producirá la acumulación y aumento de estas mismas cualidades en nuestro cuerpo y la potencial agravación de estos mismos en la siguiente temporada.

3. Características y recomendaciones generales para cada estación

Hay que tener en cuenta que si ya presentamos algún desequilibrio, el cambio de temporada puede afectarnos agravando esa condición, por eso las sugerencias que damos acá son una guía general pero siempre es recomendable estudiar y profundizar en el auto-conocimiento o consultar con un terapeuta que te oriente de acuerdo a tu situación particular.

Primavera (Vasanta)

Durante la primavera comienzan a subir las temperaturas con lo que el Kapha acumulado en invierno se licua y aparecen muchas veces síntomas como resfríos de primavera o rinitis. En esta época la fuerza es media y el fuego digestivo disminuye notoriamente por lo que la alimentación debe ser liviana y fácil de digerir, las comidas deben ser calientes y preferentemente secas, de sabores amargo, picante y astringente. Evitando aquello que que aumentaría más aún Kapha como los sabores dulce, salado y ácido; los alimentos fríos, húmedos y grasos.

Otros aspectos de la rutina diaria que podemos incorporar es levantarnos en el horario que el cuerpo está más liviano, antes de las 7 am. Y evitar dormir siesta durante el día que también es un hábito que aumenta la pesadez, lentitud y con ello Kapha. Esta es la temporada en la que se recomienda la terapia Nasya que ayuda con la liberación de la mucosidad excesiva.

Verano (Grishma)

En el verano es cuando estamos más cerca del sol, sus rayos son potentes y esto lleva que Pitta aumente y también comience a acumularse Vata pudiendo agravarse hacia el final de esta temporada. En verano las cualidades predominantes son calor, sequedad y luminosidad. Nuestra fuerza estará muy disminuida al igual que nuestro agni. La alimentación debe ser por tanto ligera, de fácil digestión y untuosa; de sabores sobre todo dulce, amarga y astringente. Evitar comer alimentos picantes y calientes pero también debemos cuidarnos en cuanto a la ingesta de alimentos exesivamente fríos pues esto disminuirá más aún nuestra capacidad digestiva.

Es importante no exponerse al sol ni hacer ejercicio de alta intensidad, y a diferencia de otras estaciones esta puede ser apropiada para una siesta sobre todo en personas de biotipo Vata. Muy recomendable también realizar oleación que puede ser por ejemplo con aceite de coco o de oliva.

Otoño (Sharath)

En el otoño predominan las cualidades de frío, sequedad, aspereza, movimiento, luminosidad, irregularidad. Esto implica que al inicio del otoño aumentan las cualidades del dosha Vata y se agrava hacia el final, podríamos experimentar síntomas como constipación, ansiedad, digestión irregular, insomnio, dolor de articulaciones. El ejercicio debe ser moderado pues la fuerza es mediana, consideremos que además sean ejercicios que nos relajen y calmen nuestra mente. Nuestra capacidad digestiva (agni), sobre todo al comienzo del otoño, es débil por lo que se debe preferir alimentos cocidos y de fácil digestión. Además las comidas deben ser calientes y untuosas con predominancia de los sabores dulce, ácido, salado y ligeramente picante. Una de las rutinas diarias que podemos incorporar es la oleación con aceite vegetal como el de sésamo nos aportará nutrición, untuosidad y ayudará a calmar nuestro sistema nervioso.

Invierno (Hemantha)

En invierno es el momento en que la tierra se aleja más del sol, esto lo notamos claramente por el cambio en la luminosidad y la baja en las temperaturas. Las cualidades que predominan en esta temporada son lo frío, húmedo, pesado, untuoso; las que nos llevarán a un acumulación progresiva del dosha Kapha. Notamos esto por ejemplo en el aumento de mucosidad. Tendremos más fuerza y resistencia, por lo que podremos realizar ejercicios más vigorosos, es recomendable si practicas yoga aprovechar de realizar asanas que se enfocan en la apertura del pecho y activen los pulmones que es una zona donde se acumula Kapha (ej.: matsyasana). Nuestro agni será cada vez más potente en la medida que aumenta el frío, por esto debemos nutrirnos bien, puede afectar nuestros tejidos debilitándolos, por lo que se sugiere comer alimentos nutritivos con predominancia de sabores dulce, salado, ácido y moderadamente picante. Evitar alimentos fríos y congelados.

4. ¿Cuándo comenzar a cambiar la rutina estacional?

Este es un punto bastante importante, la recomendación es que comencemos a adoptar paulatinamente los cambios de rutina de acuerdo a la nueva estación. La idea es ir durante la última (o incluso penúltima) semana de una estación hasta la primera semana de la siguiente aplicando poco a poco los cambios sugeridos para que nuestro organismo los pueda asimilar sin trastornos y siempre hacerlos observándonos en este proceso.

Referencias Bibliográficas

1. Ashatanga Hrdaya de Vagbhata. Sutrasthana I, capítulo 3 Rtucarya.
2. Pole S. Ayurvedic Medicine, the Principles of Traditional Practice.