Alimentación y Rutinas para el Verano (Grishma)

Como hemos visto en los artículos sobre Dinacarya y Rtucarya, para conservar la salud necesitamos conectarnos y estar en armonía con los ciclos de la naturaleza. En cada estación del año resaltan ciertas cualidades (gunas) por consecuencia las mismas aumentarán en nosotros y si por nuestra constitución estas cualidades ya predominan en nosotros estaremos propensos a experimentar algún desequilibrio. Por lo tanto es muy importante ajustar nuestra alimentación, actividad física, vestimenta etc. para mantenernos saludables.

Esta transición debe hacerse con tiempo para que el cambio no sea abrupto y el cuerpo pueda adaptarse poco a poco. Se recomienda comenzar al menos una o dos semanas antes que se produzca el cambio de estación.

Índice

1. ¿Cómo nos influye el verano?

Repasemos un poco lo que vimos en el post de Dinacarya, en el verano (Grishma) las cualidades predominantes son: calor, sequedad y luminosidad. Esto hace que Pitta, cuyo principal elemento es el fuego, aumente a medida avanza el verano principalmente por efecto del calor,  mientras nos acercamos al otoño comienza también a aumentar Vata por efecto de la sequedad acumulada y el paulatino descenso de las temperaturas.

En verano el calor en el entorno hará que en compensación nuestro agni disminuya, por lo que podremos notar cambios en nuestra capacidad digestiva, del mismo modo producto del aumento en las temperaturas y la sequedad veremos que disminuye nuestra fuerza (bala). También pueden aparecer algunos síntomas como por ejemplo: inflamaciones y alteraciones en la piel, afecciones en los ojos, estómago, colon e intestino delgado.

Las personas de constitución predominantemente Pitta y Vata serán en esta estación más proclives a experimentar estos des-balances, sin embargo a todos nos afecta en alguna medida y es necesario auto-cuidarnos para mantener nuestra salud.

2. Tips de rutinas para el verano

verano

Teniendo en cuenta lo anterior las rutinas diarias que implementemos en verano deberán ser aquellas que nos brinden untuosidad y nos refresquen.

Acá dejamos algunas recomendaciones generales, pero no olvides que para saber en detalle lo más conveniente para cada persona es necesario una evaluación con un terapeuta en ayurveda:

• Realizar la oleación de las mañanas con aceites refrescantes como el de coco, una alternativa a este puede ser el aceite maravilla.
• Utilizar vestimenta suelta que permita el paso del aire, de colores como el blanco, gris, verde, azul, evitando colores que absorben el calor y lo retienen como el negro, rojo y naranjo.
• A diferencia de otras estaciones, donde se recomienda especialmente no tomar siesta, en verano, debido a que baja nuestro nivel de energía, podemos dormir unos minutos durante el día para reponer fuerzas.
• Si salimos al exterior siempre cuidarnos de la exposición directa al sol, usar gafas y sombrero para protegernos.
• Evitar hacer ejercicio intenso, especialmente en las horas de más calor, opta si puedes hacerlos en las mañanas.
• Incorporar algunos minutos diarios de meditación o ejercicios suaves de respiración, ayudan a refrescar y calmar.
• Realizar caminatas al anochecer, bajo la luz de la luna, también es una agradable y refrescante práctica.

3. Tips de alimentación para el verano

verano

Durante el verano (Grishma) nos serán beneficiosos aquellos alimentos que sean livianos (para facilitar la digestión), dulces, fríos y untuosos, así mismo debemos evitar aquellos que son pesados, calientes, picantes, ácidos y salados. Ten siempre en cuenta que en ayurveda se recomienda no consumir alimentos extremadamente calientes o helados, por eso cuando hablamos acá de preferir en verano alimentos fríos nos referimos a que sean refrescantes pero evitando aquellos que son muy fríos (con hielo o helados), pues estos debilitan mucho nuestro fuego digestivo (agni). Si vas a consumirlos ten presente que sea con moderación y siempre observando como te sientes.

Revisemos acá algunas directrices generales que te pueden servir para elegir bebidas y alimentos:

• Beber jugos de fruta, evitando las ácidas (que tiene un efecto calorífico), son ideales las propias de esta estación en nuestro país como sandía, melón, arándanos, duraznos, damascos, frutillas, papayas, uvas.
• Otra opción a la hora de elegir bebidas para el verano son las infusiones frías (hima) que además de ser refrescantes son aromáticas y te ayudaran a mantener una buena digestión.
• Evitar el consumo de alcohol, en especial destilados y vinos, si vas beber alcohol prefiere una cerveza fría.
• Evitar las especias más picantes como ají, ajo, pimienta, semillas de mostaza, preferir otras como el cilantro (fresco o semilla), comino, hinojo, orégano, romero.
• Preferir las verduras que son principalmente dulces y/o amargas como por ejemplo coles, bruselas, espárragos, apio, hinojo, coliflor, zapallitos y las verduras de hojas verdes en general. En lo posible consumirlas cocidas (al vapor, salteadas, asadas).
• No consumir sal en exceso pues es calorífica, por lo mismo evitar productos como el miso o la salsa de soya.
• Si consumes carne hazlo con moderación y evitando las carnes rojas que son las más pesadas para nuestra digestión.

Aquí hemos compartido algunas sugerencias, sin duda que hay muchos más puntos que podríamos agregar pero si aprendemos a poner atención en al menos uno de estos aspectos ya estaremos avanzando en nuestro camino de autoconocimiento. No debemos olvidar que hay que tener en cuenta siempre, además de los ciclos de la naturaleza como impactan estos en nosotros debido nuestro biotipo o constitución. Para algunas personas el paso al verano les afectará drásticamente y a otras lo hará de forma más sutil, sin embargo los cambios de estación siempre tendrán un efecto en nuestro cuerpo sea este más o menos evidente. Es de gran utilidad que aprendamos a conectar con estos ciclos y sus manifestaciones en nosotros, pues nos permitirá recuperar nuestro equilibrio cada vez que sea necesario.

Referencias Bibliográficas

1. Ashtanga Hrdaya de Vagbhata – Sutrasthana I.

2. Lad, V. (2014). Curación Ayurveda. Madrid: Gaia Ediciones. ISBN: 978-84-8445-482-3

3.  Odepa, Ministerio de Agricultura. Infografías Indap.